La tendencia a perder peso está estrechamente relacionada con el metabolismo lento. El cuerpo utiliza menos energía de la que se le suministra con los alimentos, y las grasas y los carbohidratos de los alimentos se convierten más rápidamente en grasa corporal odiada. Afortunadamente, existen métodos para mejorar el metabolismo “perezoso”. Aquí hay consejos sobre cómo acelerar efectivamente su metabolismo para comenzar a quemar grasa mucho más rápido que antes.

Introduzca una sesión corta de ejercicios en el horario de la mañana!

Para muchas personas, la mañana es un momento del día muy perezoso o muy ocupado, por lo que los ejercicios son la última actividad en la que piensan entonces. Si usted tiene un problema con el metabolismo lento, es posible que desee una cepa ligera. Ahórrese por lo menos 15 minutos de actividad física todos los días. No tiene por qué ser una experiencia vertiginosa, sino una simple gimnasia, una sesión corta en una cinta de correr o un caminador, unos cuantos ejercicios en la línea de la mano o saltar en una colina de salto. El entrenamiento matutino es un método excelente para estimular el metabolismo a lo largo del día, lo que resulta en un aumento en la tasa de quema de grasa.

Desayunos especiales compuestos para acelerar su metabolismo!

Al igual que el entrenamiento matutino, una comida matutina también influye en el ritmo de los procesos metabólicos a lo largo del día. Asegúrese de que su desayuno esté compuesto de productos proteínicos y carbohidratos complejos. Este conjunto debe ir acompañado de una porción de verduras o frutas frescas, que también estimulan el metabolismo. Ejemplos de kits son:

  • sándwiches de pan integral con huevos duros y tomates;
  • Grahamka, queso de campo, un puñado de fresas;
  • yogur natural magro con semillas de girasol, copos de avena y ciruelas secas;
  • requesón con cebollino, pan integral, pepino, rábano;
  • Un sándwich de pan integral con queso blanco, un vaso de suero de leche y un cóctel de frutas.

Aproveche el entrenamiento aeróbico tradicional y el entrenamiento a intervalos!

Si su objetivo es perder grasa corporal rápidamente, debe hacer ejercicio varias veces a la semana. El entretejido del entrenamiento a intervalos (con intensidad variable) y los aeróbicos clásicos (con intensidad media) da grandes resultados. Recuerde, sin embargo, no imponer un plan de ejercicios demasiado exhaustivo.

4. ¡Implemente un plan de nutrición que favorezca el metabolismo!

Si comes muy poco, comes muy pocas calorías, comes muy poco, comes irregularmente, comes un menú mal balanceado – todo esto puede causar trastornos metabólicos. Si desea que su metabolismo esté constantemente a un nivel alto, necesita nivelar bien la frecuencia y el contenido de las comidas.

Utilice una dieta ligera y baja en calorías, pero sin exagerar (¡1000 o 1200 kcal al día no es suficiente!). Coma regularmente cada 2-3 horas, no omita las comidas. Trate de asegurarse de que la dieta esté dominada por: productos lácteos magros, carne y pescado magros, verduras, frutas. Las comidas también deben incluir carbohidratos complejos (productos integrales, salvado, copos de cereales, semillas y semillas) y una porción de grasas saludables (nueces, aceite, aceites vegetales). Bebe mucha agua, entra en el menú de té verde. No se olvide de las especias que aceleran el metabolismo (por ejemplo, el chile, el jengibre).

5. use suplementos dietéticos para mejorar el metabolismo!

La suplementación con preparados que contienen extractos concentrados de plantas que aceleran el metabolismo es una excelente adición a las puntas anteriores. Si consigues ponerlas en práctica, seguramente empezarás a perder peso a un ritmo satisfactorio. ¿Qué comprimidos para acelerar el metabolismo a elegir? Por mi parte, recomiendo especialmente los suplementos dietéticos que contienen ingredientes como té verde, bayas de acai, garcinia cambogia, cayena, guaraná, café verde, cebada verde, piperina.

Ver también: https://pastillas-adelgazantes.eu/como-acelerar-el-metabolismo-tenemos-unos-trucos-sencillos/