Si usted está a dieta para perder peso, seguramente tendrá momentos de aumento del apetito y un deseo total de algo delicioso. Esto es normal. ¿Qué hacer en esos momentos, para no anular sus esfuerzos en la búsqueda de una figura delgada? Es mejor preparar un conjunto de recetas de “emergencia” para platos bajos en calorías, rápidos y sabrosos que satisfagan su apetito. Aquí hay 3 ensaladas adelgazantes para probar.

Ensaladas para adelgazar – ¿cómo componerlas para suprimir el apetito y no dañar la figura?

Muchas veces he descubierto en mi propia piel que las ensaladas dietéticas son un gran antídoto para el apetito excesivo. En momentos de debilidad, protegen de alcanzar cientos de calorías extras de comida rápida o algo más, igualmente insalubre y calórica. Las ensaladas adelgazantes especiales tienen una ventaja muy importante: satisfacen bien el hambre y tienen un sabor excelente al mismo tiempo. Debido a que son bajos en calorías y no acumulan grasa corporal, usted puede comerlos a voluntad sin remordimientos. Todo el asunto es hacer ensaladas especiales para adelgazar y aprender a prepararlas.

La ensalada ideal para adelgazar es una que:

  • En primer lugar, llena y puede satisfacer el aumento del apetito;
  • en segundo lugar, no contiene ningún aditivo de engorde;
  • en tercer lugar, es atractivo en términos de sabor (para compensar los sacrificios culinarios que los acompañan quienes pierden peso todos los días);
  • en cuarto lugar, es nutritivo y consiste principalmente en verduras, pero también contiene componentes proteicos o carbohidratos complejos.

Al preparar sus propias ensaladas adelgazantes, deliciosas y ligeras, asegúrese de que contengan tantos ingredientes vegetales como sea posible, porque tienen muy pocas calorías y al mismo tiempo son ricas en fibra dietética para una sensación de saciedad. Algunas composiciones merecen la pena diversificarlas con productos proteínicos -huevos, queso magro, carnes magras y pescado- que también son ideales para el hambre. Las composiciones de verduras con avena, arroz integral o pasta integral enriquecida con un poco de salsa ligera, pero también distintiva, también son perfectas como ensaladas para adelgazar a la gente.

Ensaladas para adelgazar – recetas

Receta de ensalada dietética de curry

Preparar: aprox. 150 g de pechuga de pavo (o pollo) hervida, un puñado de pasta integral o taladros, una lata de maíz, un puñado de alcaparras, medio puerro, pimienta roja o amarilla, un trozo de piña fresca o, posiblemente, 3 ó 4 rodajas de piña en lata, 1/3 de repollo chino, yogur natural espeso, mostaza, condimentos al curry, limón, sal, chile.

Cortar la carne en dados, cocinar la pasta, dejarla reposar y cortarla en trozos más pequeños. Picar el puerro y la col, picar el pimiento y la piña en trozos pequeños. Mezclar todos los ingredientes, añadir aprox. 3-4 cucharadas de yogur, aprox. 1-1,5 cucharaditas de curry, 1 cucharadita de mostaza. Sazone con sal, chile y jugo de limón.

Receta de ensalada ligera con avena y verduras

Necesitará unos 70 g de avena cocida, un tarro de zanahorias en lata con guisantes (o zanahorias con guisantes, congeladas, precocinadas y enfriadas), 1 pimiento, 1 pepino verde, 2 tomates, media lata de garbanzos, un manojo de perejil, 1 cebolla, sal, pimienta de hierbas, orégano y albahaca, aceite de oliva, zumo de limón, ajo granulado.

Cortar los pimientos, los pepinos y los tomates en dados pequeños, el perejil y picar la cebolla finamente. Mezclar los granos con otros ingredientes, mezclar. Sazone con 2 cucharadas de aceite de oliva, jugo de limón, pimienta de hierbas, ajo, orégano y albahaca, revuelva de nuevo.

La receta para una deliciosa ensalada con salmón y huevo en versión ligera

Los ingredientes de la ensalada son: un paquete de salmón ahumado, 2-3 huevos duros, lechuga iceberg, rúcula, un puñado de tomates de cóctel, un puñado de aceitunas negras, pepino verde, cebollino, salsa vinagreta preparada con aceite de oliva, vinagre, miel, sal y albahaca.

Cortar el salmón en trozos más pequeños, cortar los huevos en cuartos y picar el cebollino. Disponga las hojas de lechuga secuestradas en un plato grande. Acomodar el resto de los ingredientes y luego verter la salsa de vinagreta sobre ellos.