Para cada fumador, el placer de “burbujear” es insuperable. Sin embargo, si decide dejar de fumar, este placer será más que compensado. No sólo su salud, sino también su belleza y, sobre todo, su bienestar se beneficiarán de ello. ¿Cuáles son los beneficios de dejar de fumar?

Los beneficios de dejar de fumar – belleza

Cara gris, terrosa, cansada, problemas de la piel, espinillas frecuentes, débil, apagada, pelo propenso a caerse, ojos redondos, arrugas, piel que envejece más rápido, dientes amarillos – así es como su belleza sufre por fumar. Si usted es un adicto, es muy probable que se encuentre con algunos de estos antiestéticos síntomas (o con todos ellos) todos los días mirándose al espejo. Sin embargo, hay una manera fácil de mejorar su belleza de una manera integral, y sin ningún procedimiento cosmético – ¡deje de fumar!

Debes saber que después de romper con la adicción a la nicotina, todo el cuerpo se revive, así que tu piel también se revive. La piel se vuelve más bonita, más tensa, más suave y naturalmente radiante. Las sombras y las bolsas debajo de los ojos se reducen, los granos y las decoloraciones desaparecen más rápidamente y aparecen con mucha menos frecuencia. El cabello se vuelve más fuerte, más saludable. El sarpullido deja de fijarse en los dientes, lo que resulta en una sonrisa más blanca y mucho más agradable. Eso no es todo. El olor de la piel, el cabello y el aliento también cambia. Dejan de estar empapados de humo, así que dejan de oler a cenicero.

Beneficios para la salud al dejar de fumar

El mayor beneficio de dejar de fumar se sentirá, sin duda, en los pulmones y el corazón. Cada año, después del cese de la adicción, el riesgo de cáncer de pulmón, esófago, laringe, garganta y oral, así como de enfermedades cardiovasculares y de accidentes cerebrovasculares disminuye significativamente. Al no fumar no sólo se protegerá de estas peligrosas enfermedades, sino que también se librará de las dolencias persistentes que obstaculizaban su funcionamiento diario, tales como: tos, falta de aire, dolores de cabeza, mal estado, fatiga rápida (por ejemplo, después de subir escaleras), saltos de presión.

Apenas unas horas después de dejar de fumar, su circulación mejorará. Los niveles de oxígeno en la sangre volverán a la normalidad, lo que todos sus órganos “apreciarán”. Su inmunidad también mejorará – será menos susceptible a las infecciones y enfermedades. El funcionamiento de tus sentidos cambiará, se agudizarán, comenzarás a redescubrir los sabores y los olores. De semana en semana su sistema respiratorio comenzará a funcionar más eficientemente, su función pulmonar mejorará, su condición física mejorará y su presión arterial y pulso serán regulados.

Los beneficios de dejar de fumar – la sensación

Aunque los primeros días de dejar de fumar pueden ser difíciles, y el mal humor y el nerviosismo pueden ser muy malos, sepa que esto es sólo temporal. Entonces no abandone la lucha, apriete los dientes y sobreviva. Después de unos días, su estado de ánimo mejorará, su hambre de nicotina será más débil y finalmente desaparecerá. Entonces realmente sentirá todos los beneficios de dejar de fumar. Tendrás más energía, vitalidad y voluntad de actuar. Una mejor condición mental y física tendrá sin duda un impacto positivo en toda su vida. Por último, vale la pena mencionar otro aspecto positivo de dejar de fumar. Es una gran satisfacción interior que usted ha logrado alcanzar su meta y superar su adicción.