Category: Salud

La salud

“Tener una salud de hierro”, esta expresión popular española significa que uno tiene una salud perfecta y se enferma raramente. Sin embargo, en la vida adulta a menudo nos olvidamos de la importancia de manetener la salud, incluso la descuidamos por completo, cuyos efectos negativos nuestro cuerpo empieza a sentir casi de inmediato. Así que vale la pena escuchar sus necesidades y cuidar su salud tanto como se merece, permitiéndonos funcionar sin impedimentos hasta la vejez. Los efectos positivos dependen, por supuesto, de muchos factores importantes, pero después de unos pocos días deberíamos sentirnos mucho mejor. Si no sabes cómo hacerlo, puedes seguir unas cuantas reglas recomendadas y a menudo probadas.

Una dieta sana, bien equilibrada y fácilmente digerible

Lo primero que debes hacer es cambiar tu dieta inmediatamente. Seamos honestos con nosotros mismos que la gran mayoría de nuestra sociedad no presta atención a lo que come, a pesar de que está principalmente llena de comida rápida poco saludable. Este es un error que puede tomar venganza muy rápidamente precisamente en la salud. Esta alimentación, combinada con la falta de ejercicio y los excesos de estimulantes, se convierte en una causa de enfermedades como:

  • accidentes cerebrovasculares, hipertensión arterial, aterosclerosis e incluso infarto y otras dolencias cardiovasculares;
  • enfermedades de los sistemas articulares y esqueléticos causadas por la falta de nutrientes como el colágeno, que son necesarios para mantener las articulaciones y los huesos sanos y fuertes. Las sustancias que cuidan de nuestros músculos también son necesarias, así que proporcionémosles grandes cantidades de material de construcción;
  • problemas de naturaleza gástrica del tracto gastrointestinal, alteraciones de la digestión y el metabolismo. No solo causan diarrea o estreñimiento, sino que también son una forma sencilla de padecer sobrepeso y obesidad;
  • trastornos de memoria y concentración, por lo que una dieta saludable debe contener ingredientes que mejoren el funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso. No nos olvidemos de ellos, ya que pueden protegernos de las peligrosas enfermedades de Alzheimer o Parkinson, que son igualmente destructivas para el cerebro.

La actividad física al aire libre

El segundo aspecto importante de nuestra salud que debe ser cuidado de la misma manera es la dosis diaria adecuada de ejercicio. Así que ya es hora de dejar de llevar una vida sedentaria y salir al aire libre. Hay mucha disciplina deportiva que puedes practicar, aunque recomendamos que empieces con paseos regulares, preferiblemente con palos. La respuesta a la pregunta de cómo influye esto en nuestra salud es muy simple, sentiremos los efectos positivos casi inmediatamente, se trata, sobre todo de:

  • mejorar la condición, resistencia y rendimiento físico del cuerpo;
  • eliminar los problemas causados por el aumento del peso corporal, la degeneración de las articulaciones o el dolor de la columna vertebral;
  • aumentar la resistencia del cuerpo para resistir no solo a las infecciones estacionales, sino en muchos casos también a enfermedades más graves;
  • mejorar la capacidad intelectual, en la que influye una mejor oxigenación y suministro de sangre al cerebro. Esto también nos hará más tranquilos, más resistentes al estrés, y no tendremos ningún problema para dormirnos, regenerando el cuerpo más rápidamente después del mayor esfuerzo.

Suplementos dietéticos y otros preparados medicinales de propiedades múltiples

A veces incluso la dieta mejor compuesta no es suficiente para proporcionar con nuestra comida todos los nutrientes que necesitamos. A pesar de las diferentes opiniones, no podemos subestimar la importancia de los suplementos que complementan las posibles deficiencias del cuerpo, preferentemente compuestos de extractos naturales de plantas y hierbas medicinales. Quisiéramos subrayar inmediatamente que esos preparados son solo un complemento de la dieta, disponible en forma de tabletas, gotas o polvo para la elaboración de cócteles saludables. Encontraremos en ellos, entre otros:

  • vitaminas de todos los grupos y en dosis cuidadosamente seleccionadas y recomendadas, sin las cuales es prácticamente imposible mantener una salud plena;
  • minerales, igual de cuidadosamente seleccionados para lo que nos falta;
  • otros ingredientes de igual valor para la salud, ácidos grasos Omega, fibra dietética, bioflavonoides, polifenoles y aceites esenciales.